Qué bello es reír

Hace tiempo hablé sobre la felicidad, y durante estos días he podido disfrutar de momentos únicos en unas fiestas populares, donde la gente va a pasarlo bien, a reír y a ver como otros se divierten en atracciones varias, lo que me ha llevado a preguntarme ¿Por qué no hablar de la risa?

Hacía varios años que no lo pasaba tan bien. Reí como una niña pequeña. Y es que la ciencia lo avala. Reír es muy saludable. La risa se encuentra en la zona prefrontal,  el área mas evolucionada del cerebro. Aquí reside la creatividad, la moral y la capacidad para pensar en el futuro.

Ya en la antigua Grecia, Sócrates  o Aristóteles hablaron de su importancia pasando por mi colega Freud. Actualmente en la India se han creado clubes de la risa llegando a más de 1300 alrededor del mundo. En Europa, en concreto Alemania, Francia, Suiza o España son pioneros en la terapia de la risa o risoterapia.

Como datos curiosos decir que los niños en torno a los 6 años ríen un promedio de 300 veces al día y los adultos, los mas risueños unas 100, los menos solo 14. Otro dato es que 5 minutos de risa equivalen a 45 minutos de ejercicio aeróbico.

¿Por qué es necesario cultivar el humor?

Porque conforme pasan los años y se nos supone más sabios, a la vez perdemos espontaneidad. Dejamos de buscar la carcajada o la parte cómica de las situaciones (que la tiene) y por ello hay que aprender a reír de nuevo. Supone una fuente de coraje para afrontar situaciones adversas. En definitiva para los que piensen que es signo de inmadurez, yo diría que hablamos de una actitud ante la vida y las dificultades.

¿Qué sucede en nuestro interior cuando reímos?

El cerebro segrega endorfinas, en concreto encefalinas que son sustancias similares a la morfina. Alivian el dolor y combaten los virus y bacterias. Estos son algunos de los beneficios:

Beneficios físicos

  • Con cada carcajada ejercitamos más de 400 músculos. Incluidos unos del estomago que solo se ejercitan riendo.
  • Se limpian los ojos con las lágrimas producidas.
  • Mejora la digestión eliminando ácidos grasos.
  • Entra el doble de aire en los pulmones y oxigena la piel
  • Tiene un efecto tonificante y antiarrugas
  • Previene el infarto fortaleciendo el corazón

Beneficios psicológicos

  • Elimina el estrés
  • Alivia la depresión
  • Exteriorizamos emociones y sentimientos que mejoran las relaciones sociales. Nos acerca a los demás. Somos más felices.

Así que para el próximo artículo hablaremos de cómo fomentar la risa o la actitud positiva dando algunas pautas sencillas.

¿Cuándo fue la última vez que reíste a carcajadas?

Laura Montoro Mesa, psicóloga positiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *